domingo, 13 de mayo de 2012

Sonríe y que el resto del mundo se pregunte por qué.



Hay días en los que te dan ganas de mandarlo todo a la mierda, en los que no tienes ganas ni de comer. Sin embargo también están esos otros días, en los que el tiempo pasa para ti tan rápido que ni te das cuenta, en los que no hay ningún reloj que te marque la hora de parar de ser feliz. Eres capaz de estar horas y horas sin parar de bailar, desfasando sin pausa, y al día siguiente, te siguen quedando ganas. Incluso eres capaz de estar 24 horas sin comer, sí son cosas inexplicables. Por eso desecha los días malos y aprovecha al máximo los demás, porque la vida son dos días, y uno está lloviendo. Sonríe y que el resto del mundo se pregunte por qué.


2 comentarios:

  1. Cuanto optimisimo! :)
    Un texto genial!
    Besos guapa!!

    Lucia Gallego Blog

    ResponderEliminar
  2. Love it darling! Check my blog and tell me if you wanna follow each other! ;) Kisses from Romania!

    FashionSpot.ro

    ResponderEliminar

Un millón de gracias al estilo Cloquet ♥