lunes, 30 de enero de 2012

1



Te acabas dando cuenta de que tú, que te creías invencible, también necesitas besos en el cuello como el resto de los mortales, y que a veces estás más perdida cuando no te pierdes en nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un millón de gracias al estilo Cloquet ♥